Páginas

¡BIENVENID@!

¡BIENVENID@!

En este blog encontrarás las recetas que he ido descubriendo, adaptando, reinventando o creando… sin trigo, sin levaduras ni lácteos. Lo que en principio parece una limitación, se puede convertir, con un poco de cariño, imaginación y ganas de experimentar cosas nuevas en un reto apasionante que permite descubrir ingredientes y sabores antes desconocidos y ensanchar los horizontes de nuestra cocina de forma saludable y sabrosa... haciéndonos sentir que el mejor restaurante está en nuestra propia casa.

miércoles, 25 de enero de 2012

Estofado de Fabas y Castañas (VG, SG)


Esta receta la tenía preparada para publicar desde mediados de otoño pero por distintas razones he ido dando prioridad a otras y ésta, pobre, se me había quedado en la carpeta de "Borradores", eternamente pendiente. Así que ya va siendo hora de que le preste atención.

Se trata de algo tan sencillo y tan de esta tierra como unas fabas estofadas a las que se añaden unas castañas. Una combinación, sin embargo, que me resultó sumamente novedosa cuando, no hace mucho, mi madre me pasó la receta. Inmediatamente decidí probarla, ya sabéis cómo son estas cosas... te entra una receta por el ojo y ¡ya! te pones manos a la obra. 

Las he probado con y sin miso (ya sabéis que me gusta mucho añadirlo a las legumbres de cuchara) pero como las castañas le dan un ligero aire dulce al plato, en este caso las prefiero sin miso, para no mezclar demasiados sabores. El resultado es un plato de fabas con un toque diferente y muy nutritivo. ¿Os animáis?

INGREDIENTES: (Para 3 personas)

- Fabas (previamente puestas en remojo durante toda la noche). La verdad es que no me acordé de pesarlas antes, siempre las echo a ojo pero calculo que pueden ser unos 250 gr.
- 1 puñadín de castañas
- 1 hoja de laurel
- azafrán
- sal
- 1/4 pimiento rojo, cortado en cuadraditos pequeños
- 1/4 pimiento entreverado, cortado igual
- 1-2 dientes de ajo, picado muy fino
- 1 cebolla pequeña, bien picada
- aceite de oliva (virgen extra)
- perejil fresco (al gusto), picado 
- 1 trozo de alga kombu o wakame 



ELABORACIÓN:


Hacer un corte a las castañas como cuando se van a asar y escaldar en agua hirviendo durante unos 5 minutos. Cuando enfríen lo justo para poder manipularlas, pelarlas con cuidado, quitándoles la corteza exterior y la piel interior más fina. 

Mientras se escaldan las castañas, se pone en marcha el estofado. En una cazuela (yo suelo utilizar olla rápida) se pone un poco de aceite y se rehoga la cebolla. Cuando empiece a estar transparente, se añaden los pimientos y el ajo y se sigue rehogando todo.

Una vez listo, se agregan las fabas y las castañas, se cubren de agua (en la que se habrá disuelto el azafrán en polvo) y se añade el laurel, el alga y la sal. Se cuecen hasta que están tiernas (en olla rápida son unos 15-18 minutos). Transcurrido este tiempo, a mí me gusta pasar las fabas (y otros platos de legumbres también) a una cazuela de barro y dejarlas cocer lentamente un ratín más antes de servir para que espesen y se asienten un poquitín. Espolvorear con perejil fresco picado... ¡Y a la mesa!

NOTA: 

Si se hacen en una cazuela normal, se les pone agua fría y se llevan a ebullición; en ese momento, se baja el fuego y se dejan cocer lentamente un poco destapadas. Las fabas siempre tienen que estar cubiertas de agua, así que según se va evaporando, puede hacer falta ir añadiendo, poco a poco, agua fría. En este tipo de cocción  la sal y el azafrán se añaden cuando las fabas ya están tiernas y se siguen cociendo, despacio, un rato más para espesar el caldo.


Con un arroz con leche al estilo tradicional 
(pero con leche vegetal, claro) de postre, 
el complemento ideal...

14 comentarios:

  1. Con castañas???? Jamás había visto esta combinación. Lástima que se te quedó en la carpeta "borradores" y en ésta época castañas...
    Tendré que dejar guardada la receta con una "alerta" para cuando llegue el otoño que viene, para que no se me olvide;)
    Bsotes
    Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa misma pregunta le hice yo a mi madre, Sonia, con el mismo número de interrogantes, pero no pude resistir la tentación de probarla... ;) Lo sé, lo sé, no hay manera de conseguir castañas en esta época, pero es que me daba pena dejarla sin publicar. Ja, ja, ja... Pues ya me contarás qué te parece... ¡el año que viene!
      Besos

      Eliminar
  2. Fijate que tengo un montón de castañas que compre en LIDL, venían peladas y congeladas y la verdad es que están muy bien, pero claro, no me di cuenta que era una cantidad enorme, seguro que te copio la receta, tienen muy buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! Me alegra saber que por lo menos a alguien le va a ser útil la receta a pesar del retraso... ;) Pues con lo de que te hayan venido peladas las castañas te ahorras un rato de trabajo, no te creas. !Que disfrutes del plato! :)

      Eliminar
  3. Con los fríos que estamos sintiendo, un plato calentito siempre viene bien, rico rico, me encantan las castañas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero Arham ¿también por tu tierra estáis teniendo frío? Aquí el invierno está siendo suave en comparación con lo habitual (menos mal, para compensar el pasado, que fue de lo más deprimente, con lluvia y cielos grises permanentes hasta casi junio y bastante frío, más un verano muy fresco y nublado también) pero sí, vaya si se agradecen los platos de cuchara... ;) Un abrazo

      Eliminar
  4. Con lo que me gustan las castañas!! la combinacion debe estar buenisima. Yo creo que por aqui todavia puedo conseguir castañas, si es asi, lo pruebo antes del otoño que viene. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Huy! ¡Qué alegría me estáis dando! Dudé mucho si publicarla pensando que ya nadie podría probarla. Si la haces, dime, me encantará saber tu opinión. En Asturias hacemos las fabas de muchas maneras (aparte de la tradicional fabada, con almejas, con setas, con pulpo, etc) pero esta combinación resulta completamente diferente. Espero que te guste. Besos

      Eliminar
  5. Que rico0o y con lo que me gustan las castañas tiene que ser una combinación buenísima, me encantan tus recetas con ese toque casero tan rico y con esa originalidad ... Me quedo por aquí
    Beso0os

    ResponderEliminar
  6. Ñam!! Me encantan los platos de cuchara. Y este con las castañas tiene una pinta de rechupete.
    Ya me estoy relamiendo como un gato solo de ver la foto. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantan los platos de cuchara, aunque no siempre ha sido así. Realmente, hoy en día, me cuesta encontrar algo que no me guste... bueno, ¡los piñones! ;D Esos se me resisten...
      ¡Me alegra que te relamas! Besos

      Eliminar
  7. Hola Fantasìa, cómo deseaba acercarme un ratito por tu maravilloso valle encantado! ...y me encuentro un fantástico estofado de fabas y castañas que me parece una idea magnìfica para calentarnos ante estas rìgidas temperaturas invernales.
    Te mando un abrazo cálido desde una helada Venecia
    Chusa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Chusa! Pues ya sabes que es un placer tenerte por aquí, siempre aportas una deliciosa nota de poesía y ternura :) Un abrazo.

      Eliminar

¿Te animas a dejarme un comentario?