Páginas

¡BIENVENID@!

¡BIENVENID@!

En este blog encontrarás las recetas que he ido descubriendo, adaptando, reinventando o creando… sin trigo, sin levaduras ni lácteos. Lo que en principio parece una limitación, se puede convertir, con un poco de cariño, imaginación y ganas de experimentar cosas nuevas en un reto apasionante que permite descubrir ingredientes y sabores antes desconocidos y ensanchar los horizontes de nuestra cocina de forma saludable y sabrosa... haciéndonos sentir que el mejor restaurante está en nuestra propia casa.

miércoles, 11 de enero de 2012

Bizcocho Ligero de Harina de Arroz (OV, SG)


Este es el primer bizcocho que hice después de que me diagnosticaron las intolerancias y antes de saber que podía consumir espelta. Después del shock inicial de darme cuenta de la cantidad de mis platos favoritos que llevaban ingredientes prohibidos, me puse a rastrear como loca en mis libros de cocina en busca de recetas aptas. Esta es una de ellas. Le tengo especial cariño porque me recuerda cómo veía las cosas en ese momento y lo que he aprendido en el camino. 

Actualmente suelo hacer los bizcochos con harina integral de arroz, ya que me gusta mucho cómo quedan y utilizo la harina de espelta o centeno para hacer panes y otras masas que necesitan levado o amasado. 

Esta receta es muy sencilla pero muy agradecida. El resultado es un bizcocho muy, muy ligero y esponjoso, además de bastante saludable, ya que no lleva grasas añadidas. Es ideal para acompañar un rico chocolate a la taza, cacao o café con leche.

INGREDIENTES:
- 125 gr de harina de arroz
- 125 gr de azúcar (panela)
- 250 gr de huevos (pesados con la cáscara, suelen ser 4 pero depende del tamaño)
- 2 cucharaditas de postre de aroma de azahar (o ralladura de limón o naranja)
- una pizca de sal

ELABORACIÓN:

Separar claras y yemas. Montar las claras y cuando estén ya bien firmes añadir 25 gr del azúcar y montar un poco más.

En otro bol montar las yemas con el resto del azúcar  con batidora de varillas durante unos minutos, hasta que la mezcla aumente bastante su volumen y al levantar las varillas caiga sobre sí misma como plegándose. Dejar reposar unos 10 minutos y agregar el aroma.

Mientras tanto, ponemos el horno a calentar a 170º, con calor inferior y superior y turbo.  A continuación preparamos el molde (yo he utilizado uno circular de 26 cm de diámetro pero si queremos que nos salga un bizcocho más alto, podemos utilizar uno de 24), engrasándolo y recubriéndolo con tiras de papel de horno (si utilizamos Pyrex, mi favorito para los bizcochos) para desmoldar con facilidad.

Añadir la sal a las yemas y batir un poco. Agregar la harina de arroz y mezclar bien (yo lo hago también con las varillas). Si en lugar de azahar se utiliza ralladura de limón, se puede añadir un poco de zumo en este momento para potenciar el sabor. Finalmente, agregar las claras montadas, primero una pequeña cantidad para aligerar la masa y luego el resto, en ambos casos se hace suavemente con movimientos envolventes para evitar que la masa pierda volumen (clave para que el bizcocho salga esponjoso). En este sentido, es muy útil el utensilio de madera que es como una pala o cuchara con un agujero en el centro.

Se vierte la masa en el molde y, si se quiere, se espolvorea con un poco de azúcar por encima.

Hornear durante unos 25-30 minutos pero como dependerá del horno, es mejor estar pendiente a partir de los 25 minutos y hacer la prueba del palillo.

Si no se ha espolvoreado de azúcar antes de hornear, se puede decorar con azúcar glas.




Esta receta ha sido tomada del libro "Enciclopedia Culinaria: Confitería y Repostería" de María Mestayer de Echagüe, Marquesa de Parabere. Ed. Espasa-Calpe.

La foto de la cuchara agujereada ha sido tomada de internet.

14 comentarios:

  1. Una receta sencilla de bizcocho que siempre va bien tener a mano.

    ResponderEliminar
  2. Jejeje!! me emociona que disfrutes con mis entradas de excursiones... ¡y aun vienen más! así que creo que vas a tener material de lectura par los próximos días...

    Me gusta tu bizcocho, se parece también a los que yo hacía hace un año, cuando empecé y no sabía qué hacerme para poder desayunar... pero de vez en cuando vuelvo a los orígenes y lo repito. Yo lo hago a veces añadiendo cacao en polvo, o chocolate de cobertura derretido (en plan mousse, añadiéndoselo a las claras levantadas) para hacer la versión chocolatera.

    ¡Muchas gracias por acordarte de mí! Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Me he quedado sorprendida al ver lo esponjoso que se ve el bizcocho a pesar de utilizar tan sólo harina de arroz. Nunca me lo hubiera imaginado.
    Gracias por compartirlo. Como dice Lucía, siempre va bien tener otra receta a mano.
    Bsotes
    Sonia

    ResponderEliminar
  4. Ese toque de harina de arroz seguro que le da el sabor perfecto para cambiar de estilo de bizcocho.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡Ahhhh! Blogger nos va a volver locos... Cuando no faltan cosas de los blogs, nos cambia el tipo de fuente un día sí y otro también, o la configuración, o no se sabe qué... ¡Uf! :( Ya paso de cambiarlo, va y viene según le da la gana... (Perdonad el desahogo pero es que es una cosa...)

    Voy a lo que iba, que era contestaros a vosotros. Gracias por vuestros comentarios, me alegra que os guste.

    Lucía: Sí, es un básico muy agradecido.

    Cota-K: Sí, me encantan. Me das mucha envidia porque hay que saber lo que se busca para poder percibir todo lo que tú percibes en tus salidas. Es una gozada :)
    Respecto al bizcocho, sí, es que éste es el más básico y a partir de ahí se puede jugar con la receta o pasar a sustituir la harina de trigo por arroz en otras. De nada, mujer, ha sido un placer :)

    Sonia: Sí, por eso suelo decir que la harina de arroz da muy buenos resultados en los bizcochos, es que ésa es mi experiencia. En este caso la clave es montar muy bien las claras y no dejar que bajen luego (eso lo hace especialmente esponjoso), pero otras recetas que no llevan este procedimiento también salen muy bien, aunque tengan una textura menos ligera, simplemente con un poco de bicarbonato. De nada, para eso estamos por aquí, para compartir lo que vamos descubriendo ;) Me alegra mucho saber que puede resultar útil.

    Arham: El sabor es bastante neutro, depende de los aromatizantes que utilices, no tiene un sabor intenso como el maíz o el centeno. Para mí lo más interesante es que es una buena alternativa al trigo, que muchas personas no pueden tomar.

    Besos a los cuatro y gracias por dejarme vuestra opinión :)

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho, seguro que lo preparo!!Un besito

    ResponderEliminar
  7. OK. Gracias por la aclaración, hoy se algo nuevo, jeje, el sabor de la harina de arroz es neutro, voy a tener que probarlo, porque seguro que es muy sano.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Pilar: Me alegra mucho, ya me contarás ;) Besos

    Arham: Claro, anímate a probar ;) Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola, ¿¿se podria hacer sin poner azucar, la tengo prohibida, y sustituyendola por stevia liquida ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Neus,

      Seguro que se podría hacer con otro endulzante pero nunca lo he hecho, tendrás que probar. Nunca he utilizado stevia, así que no te puedo orientar en ese sentido, lo sentido, no sé cómo podría quedar ni cuánta cantidad tendrías que utilizar. Uses el endulzante que uses, ten en cuenta: el poder endulzante que tenga (puede variar mucho de unos productos a otros y eso influirá en la cantidad que necesites), el hecho de si es líquido, meloso o granulado (eso puede desequilibrar la proporción de líquidos y sólidos de la receta y en ese caso tendrás que hacer ajustes) y si monta con las yemas o no (en el segundo caso quizás el resultado sea menos esponjoso).

      En relación con la consulta de la stevia, mira en este blog de una amiga, ella sí la utiliza y quizás te pueda orientar de forma más específica: http://cocinartesnur.blogspot.com.es/

      Eliminar
    2. Gracias, todavia no se como... pero ire probando a ver que sale

      Eliminar
  10. Una consulta, qué quieres decir con "montar las yemas cn el azúcar"?? Es batir??
    gracias, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica: Perdona que no te haya contestado antes, he tenido problemas con el ordenador. Sí, "montar" las yemas con el azúcar significa batirlas con el batidor de varillas hasta que aumenten de volumen y blanqueen. Ese es el punto que tienen que tener, es importante para que el resultado sea esponjoso y ligero sin utilizar ningún leudante.

      Eliminar
  11. un buen sustituto del azúcar es la miel. y mucho mas sano.

    ResponderEliminar

¿Te animas a dejarme un comentario?