Páginas

¡BIENVENID@!

¡BIENVENID@!

En este blog encontrarás las recetas que he ido descubriendo, adaptando, reinventando o creando… sin trigo, sin levaduras ni lácteos. Lo que en principio parece una limitación, se puede convertir, con un poco de cariño, imaginación y ganas de experimentar cosas nuevas en un reto apasionante que permite descubrir ingredientes y sabores antes desconocidos y ensanchar los horizontes de nuestra cocina de forma saludable y sabrosa... haciéndonos sentir que el mejor restaurante está en nuestra propia casa.

miércoles, 27 de abril de 2011

Sopa de Nécoras: Un Ingrediente, Dos Recetas (1) (SG)

Las nécoras, ya cocidas

El otro día nos regalaron unas nécoras (o, como les llamamos en Asturias, “andaricas”) y como eran bastantes y de buen tamaño, me dieron para hacer unas cuantas cosas, a cada cual más rica. De todos modos, os diré que si algo hemos comprobado con esta experiencia es que estos crustáceos… muy fotogénicos no son (lo cual nos ha dado para unas risas, dicho sea de paso). Vaya, que me he estado peleando con las fotos a ver si alguna me convence un poco más, pues no han salido muy bien y no hacen justicia a los platos, que estaban exquisitos. Es una pena, pero como considero que lo importante es la receta, no le voy a dar más vueltas y os dejo con la sopa. En futuras entradas publicaré las otras cosas que he hecho utilizando este mismo ingrediente.


Sopa de Nécoras o Andaricas (Para 3-4 personas)

Esta receta es de un estupendo restaurante local y resulta magnífica.

INGREDIENTES:

-         5 nécoras
-         8 langostinos, pelados
-         Las cabezas de los langostinos
-         1 cebolla
-         1 puerro
-         1 zanahoria
-         1 diente de ajo
-         4 tomates maduros
-         Un chorro generoso de vino blanco (yo he utilizado Ribeiro)
-         Un “chorrín” de brandy
-         Miga de pan
-         Sal
-         Fumet de pescado 

ELABORACIÓN:

Lavar las andaricas y cocerlas en agua con una hoja de laurel. Si las andaricas están vivas, se cocerán en agua fría y si están muertas, en agua caliente. A partir del momento en que empiece a hervir el agua, se cocerán durante unos 8 minutos. Procurar que no se pasen.

Rehogar en un poco de aceite la cebolla, el ajo, el puerro y la zanahoria. Cuando esté listo, añadimos el tomate, troceado, y dejamos que se haga. Incorporamos el vino blanco y el brandy, la miga de pan, el fumet de pescado y los langostinos, con las cabezas separadas del resto (sí, es un poco macabro, lo sé... se hace así para que den más sabor). Si se hace en olla rápida, coceremos durante unos 20 minutos a partir del momento en que comienza a salir vapor de la válvula; si es en una cazuela normal, necesitaremos el doble de tiempo.

Una vez listo, se retiran los cuerpos de los langostinos y se pelan, desechando las cabezas. El resto de la sopa se pasa por el chino, reservando la pulpa de las verduras que queda en él para preparar la próxima receta que publicaré de esta serie.

Colocar el caldo resultante en la cazuela de nuevo, añadir las andaricas partidas por la mitad y los langostinos y cocer 10 minutos más a fuego medio-lento. Servir… ¡Y a disfrutar de la mejor cocina en nuestro restaurante particular!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te animas a dejarme un comentario?