Páginas

¡BIENVENID@!

¡BIENVENID@!

En este blog encontrarás las recetas que he ido descubriendo, adaptando, reinventando o creando… sin trigo, sin levaduras ni lácteos. Lo que en principio parece una limitación, se puede convertir, con un poco de cariño, imaginación y ganas de experimentar cosas nuevas en un reto apasionante que permite descubrir ingredientes y sabores antes desconocidos y ensanchar los horizontes de nuestra cocina de forma saludable y sabrosa... haciéndonos sentir que el mejor restaurante está en nuestra propia casa.

domingo, 10 de abril de 2011

Panetela de Maíz (OV, SG)



Una parte importante del paisaje rural asturiano lo constituyen las plantaciones de maíz, que me encanta ver evolucionar según avanzan los meses hasta la siega. No sé por qué. Bueno, sí lo sé. He crecido viéndolas, jugando al escondite entre sus verdes cañas y doradas mazorcas (o “panoyas”), cortándome accidentalmente con sus afiladas hojas, y ayudando alguna vez a mi abuela materna a desgranar el maíz en las “maniegas” (o cestas hechas artesanalmente de corteza de castaño)…  Sí, el maíz forma parte de mi “paisaje vital”, quizás por eso me gusta tanto verlo en mi entorno.

La harina de maíz, como es lógico, siempre ha estado presente en la cocina tradicional asturiana (así como en la gallega).

Es la razón de ser de la “boroña” u hogaza de pan de maíz (normalmente elaborado también con cierta cantidad de harina de trigo para hacerlo más “panificable” debido a la ausencia de gluten en el maíz), que antiguamente se hacía en casa, en las tradicionales “maseiras”, para la semana y que algunos panaderos han ido recuperando en las últimas décadas para deleite de sus paisanos. Es, también la base del “rapón”, o especie de torta cubierta de cebolla y tocino y cocida en horno de leña, que también ha sido recuperada de la gastronomía popular de antaño y hoy en día se puede encontrar en muchas fiestas locales en verano.  Los llamados “tortos de maíz”, pequeñas tortitas fritas, o los bollos de maíz “preñaos” son algún ejemplo más de los muchos que existen que utilizan como ingrediente base la harina de maíz.

En mi cocina ésta es una de las harinas que utilizo habitualmente. En esta ocasión os voy a presentar la receta de la “panetela de maíz”, un bizcocho que, con distintas variantes, pertenece al acervo gastronómico tradicional de Asturias y la zona oriental de Galicia. En los recetarios suele aparecer bajo el nombre de “bizcocho de maíz” o “pastel de millo” pero yo le doy el nombre con el que aparece en el cuaderno de recetas de mi abuela paterna, que conservo con mucho cariño.

Esta es una de las formas en que la hago, que resulta muy esponjosa, ligera y sabrosa. Animaos a probarla… y contádmelo luego.

INGREDIENTES: (Para un molde rectangular de 35 x 22 cm)

-          190 gr de harina de maíz torrada*
-          190 gr de azúcar moreno (“panela”)
-          190 gr de aceite
-          4 huevos
-          Ralladura de ½ limón (o al gusto)


* La harina de maíz que necesitamos para esta receta no es Maizena, sino la resultante de la molienda del grano de maíz “torrado” o tostado, de color amarillo dorado y textura relativamente gruesa. Se puede encontrar con relativa facilidad en Asturias, quizás no tanto fuera. La harina de maíz que normalmente se encuentra en las secciones de Dietética de los supermercados o en los herbolarios no es “torrada”, tiene un color amarillo pálido y textura fina. Se puede utilizar sin problema para la panetela (yo lo he hecho alguna vez que se me ha acabado la otra) pero el resultado no es del todo igual, resultando más sabrosa y de textura más “graciosa” con la “torrada”.
Harinas de maíz: "torrada" (izquierda) y sin "torrar" (derecha)
ELABORACIÓN:

Precalentar el horno a 170º. Engrasar el molde con aceite.

Separar las claras de las yemas y montar las primeras a punto de nieve con una pizca de sal. Cuando ya casi estén listas, añadir una cucharada de azúcar y seguir batiendo. Reservar.
La panetela, recién sacada del horno

Aparte batir las yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Agregar la harina, batiendo y, seguidamente, el aceite y la ralladura de limón. Finalmente, agregar las claras montadas con la ayuda de una espátula de madera o similar, con movimientos suaves y envolventes para que no se bajen, hasta que estén totalmente integradas en la masa.

Verter la masa en el molde preparado y espolvorear con un poco de azúcar.
 Hornear en la bandeja media del horno durante unos 30 minutos, o hasta que al insertar una aguja en la panetela salga completamente limpia.




9 comentarios:

  1. Recuerdos de tu niñez en esta receta.
    No sabía que el maíz carece de gluten, por lo que supongo que este bizcocho lo podrán tomar sin problemas los que padezcan intolerancia al gluten.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, la verdad es que me ha sorprendido a mí misma ver lo que ha dado de sí la receta.
    Efectivamente, este bizcocho es apto no sólo para intolerantes al trigo , levadura y lácteos, sino también para celíacos. Como soy muy consciente de las dificultades que tienen estas personas a la hora de planificar su dieta, sistemáticamente, al final de cada receta, voy poniendo la etiqueta "SIN GLUTEN" cuando procede con el fin de contribuir un poco a facilitar las cosas. Un abrazo, Manolo.

    ResponderEliminar
  3. pero es excesiba la cantidad de azucar de esta receta , para estos niños TEA

    ResponderEliminar
  4. Hola, me encanta tu receta..suena bien; pero, podrias mostrar la receta en tazas?

    Gracias

    bf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Perdona que no te haya contestado antes. La panetela sale muy rica pero me temo que es mejor que utilices las medidas que pongo en la receta. En este caso se trata de utilizar el mismo PESO de cada uno de los ingredientes; en cambio, si utilizas tazas, están trabajando con medidas de VOLUMEN, lo cual va a hacer que alteres las proporciones, ya que este tipo de medida no es exacto. Incluso pesando y midiendo luego con el sistema de tazas o utilizando un conversor te saldrán medidas imprecisas, como "más de 3/4 pero menos de 1 taza"... Te dejo el link a la entrada del blog donde incluyo un conversor online que resulta útil (aunque sobre todo para lo contrario: pasar de tazas a sistema métrico decimal).

      http://pan-amor-y-fantasia.blogspot.com.es/2011/05/medidas-americanas.html

      Mi recomendación es que te hagas con una báscula digital, hoy en día se pueden conseguir a buen precio y son las más precisas, le sacarás mucho partido si sueles hacer repostería ;)

      Eliminar
  5. Lleva polvo de hornear? O alguna levadura?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no lleva ningún leudante. Se consigue que quede esponjoso gracias a los claras, que han de estar muy bien montadas y agregadas al resto de la masa con cuidado para que no bajen ;)

      Eliminar
  6. Encontré tu blog por casualidad y me resulta muy grato porque encuentro recetas deliciosas y muy fáciles de hacer para nosotras, amas de casa. Las voy a probar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, bienvenida al blog. Me alegra que te guste. Gracias por tu comentario.

      Eliminar

¿Te animas a dejarme un comentario?