Páginas

¡BIENVENID@!

¡BIENVENID@!

En este blog encontrarás las recetas que he ido descubriendo, adaptando, reinventando o creando… sin trigo, sin levaduras ni lácteos. Lo que en principio parece una limitación, se puede convertir, con un poco de cariño, imaginación y ganas de experimentar cosas nuevas en un reto apasionante que permite descubrir ingredientes y sabores antes desconocidos y ensanchar los horizontes de nuestra cocina de forma saludable y sabrosa... haciéndonos sentir que el mejor restaurante está en nuestra propia casa.

martes, 6 de agosto de 2013

Polo Cremoso de Chocolate (SG /VG)


Para ser sincera, he de decir que a mí los helados no me gustan. No me han gustado nunca, ni de niña... demasiado fríos para mi gusto. Ya lo sé, es atípico, casi todo el mundo los adora. Por eso, si en casa tenemos a alguien que no se puede resistir a ellos, la mejor opción siempre será hacerlos en casa con ingredientes de calidad y sin los "extras" de los industriales (conservantes, colorantes, aromatizantes y demás, que flaco favor hacen a nuestra salud). 

Esa es la razón por la que decidí empezar a hacerlos. Una de las versiones más sencillas es el tipo polo. Un sencillo zumo (de naranja, por ejemplo), nuestros licuados favoritos (el licuado de manzana, zanahoria y jengibre, sólo por mencionar uno que podéis encontrar en el blog) o un rico batido se pueden convertir en sabrosos polos de una calidad infinitamente superior a los comerciales de una forma muy sencilla y rápida.

Este de chocolate resulta estupendo. La textura, perfecta, se consigue con la leche de coco, que contiene la suficiente grasa como para darle cuerpo y cremosidad y el sabor con un cacao puro de buena calidad (eco siempre que sea posible). Como endulzante he utilizado sirope de ágave porque se disuelve mejor, la cantidad va a depender del gusto de cada uno. Para mí está fenomenal así, pero si sois muy golosos probablemente necesitaréis más.

INGREDIENTES: (Para 1/2 l. de crema)

- 400 ml de leche de coco
- 40 gr de cacao puro en polvo 
- 60 gr de sirope de ágave (unas 4 cucharadas soperas)


ELABORACIÓN:


Poner la leche en la batidora (yo utilizo la de vaso), añadir el cacao y el sirope. Batir hasta mezclar bien. Si se deja enfriar en la nevera en este punto tendremos un delicioso batido de chocolate.

Pero para hacer los polos, vertemos la mezcla en los moldes correspondientes y los metemos en el congelador hasta que se solidifiquen.



ACTUALIZACIÓN (24/08/13):

Con exactamente la misma receta, se puede hacer un riquísimo helado cremoso en heladera (la máquina para hacer helados caseros). Conviene que la crema esté muy fría, así que si la dejamos un buen rato en la nevera antes de usarla, el helado resultará mejor. Se pone a funcionar la máquina (previamente habremos dejado toda una noche el recipiente donde irá el helado en el congelador), se vierte la crema y se deja que se haga según las instrucciones del fabricante. Yo he utilizado una heladera sencilla de LIDL y el helado estaba listo en unos 20 minutos. 

Se ve que está terminado porque la consistencia es muy cremosa y densa y ofrece mayor resistencia a las palas de la heladera. La textura es suave, como se ve en la foto; si se quiere más consistente, se deja un rato en el congelador. A nosotros nos gusta mucho más así, recién sacado de la heladera y decorado al gusto (en este caso con un poco de crocanti de almendra). Francamente delicioso... y yo no soy de helados ;)

4 comentarios:

  1. pues q quieres q te diga, este q nos traes tiene una pinta espectacular!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está buenísimo, Mou, incluso para una a quien no le gustan los helados como yo ;)

      Eliminar
  2. Qué rico!! :) Te ha quedado estupendo.
    Me quedo por aquí como seguidora.
    Si te pasas por el mío y te quedas, estaré encantada
    http://saboreando-delicias.blogspot.com.es

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Nieves, me pasaré.

      Eliminar

¿Te animas a dejarme un comentario?