Páginas

¡BIENVENID@!

¡BIENVENID@!

En este blog encontrarás las recetas que he ido descubriendo, adaptando, reinventando o creando… sin trigo, sin levaduras ni lácteos. Lo que en principio parece una limitación, se puede convertir, con un poco de cariño, imaginación y ganas de experimentar cosas nuevas en un reto apasionante que permite descubrir ingredientes y sabores antes desconocidos y ensanchar los horizontes de nuestra cocina de forma saludable y sabrosa... haciéndonos sentir que el mejor restaurante está en nuestra propia casa.

martes, 18 de febrero de 2014

Trufas y Cocadas (VG/SG)


Llevaba tiempo queriendo hacer trufas y cocadas con ingredientes saludables. Quería sustituir la nata y el chocolate por un lado y los huevos por otro. Dándole vueltas a la idea me acordé de unas bolitas de almendra que habíamos hecho en un curso de cocina, en ese caso endulzadas con mermelada sin azúcar y se me ocurrió que también podría jugar con el azúcar… pero pensé que sería interesante probar a endulzarlas con crema de dátiles… no podía irles nada mal.

La idea es una masa base que se hace en un pis-pás con muy pocos ingredientes, sin nada de azúcar, un toque de especias y ¡ya está! Dos variedades en un santiamén. Sumamente deliciosas… ¡a cual más! ;)



INGREDIENTES:  (Para unas 30 unidades, 15 de cada)

·         2 tazas* de almendra molida
·         1 taza de dátiles deshuesados
·         Una pizca de sal

Para las Trufas:

·      ½ cucharadita de jengibre en polvo
·   ½ cucharadita de extracto de naranja (si no, ralladura de naranja, zumo de naranja o agua de azahar al gusto)
·      Algarroba en polvo (para decorar)

Para las Cocadas:

·      ½ cucharadita de jengibre en polvo
·      ½ cucharadita de pimienta de Jamaica
·      ½ cucharadita de extracto de vainilla (he utilizado casero)**
·      Coco rallado (para decorar)

*He utilizado la medida de taza de 250 ml pero no hace falta, cualquier taza vale, ya que en esta receta no se mezclan medidas de volumen con métricas.

** Según el tipo de vainilla que se utilice puede haber que ajustar la cantidad.




ELABORACIÓN:

Lo primero que hay que hacer es poner los dátiles, deshuesados, en un bol a remojar. Del tiempo que los dejemos va a depender lo blanditos que estarán luego para triturar, así que si tenemos un procesador de alimentos potente necesitarán un remojo más corto y si no, más largo. Dejarlos de un día para otro nos asegura un buen resultado de cualquier modo, y el almíbar que queda en el bol se puede utilizar como endulzante natural y delicioso de masas fluidas como las de crepes o gofres, etc.

Una vez remojados, se trituran en un procesador o en una batidora de vaso hasta que se haga una pasta. Si hace falta se puede añadir algo del almíbar para facilitar el proceso, pero poco y cucharada a cucharada para evitar que quede más blando de lo necesario. Si la batidora o procesador no es muy potente conviene hacerlo con cuidado y parando cada poco para no estropear el aparato.

Pasar la pasta de dátiles a un bol y mezclar bien con la almendra y la sal hasta que se forme una masa homogénea y manejable, ni dura ni muy blanda. Se puede necesitar algo más de almendra (dependiendo del tiempo de remojo de los dátiles); si es así, ir añadiéndola poco a poco, a cucharadas hasta conseguir un buen punto.

Dividir la masa en dos y poner en dos boles distintos.

Para las Trufas:
Añadir a la masa base el jengibre y el extracto y mezclar bien.

Para las Cocadas:

Añadir a la masa base el jengibre, la pimienta de Jamaica y la vainilla y mezclar bien.


Una vez preparadas ambas masas, humedecer las manos y formar bolitas con cada una. Hacer rodar las trufas por un plato con algarroba en polvo hasta cubrirlas por todos los lados y hacer lo mismo con las cocadas en un plato con coco rallado.

Colocar en un recipiente hermético, separando las distintas capas con papel de hornear y dejar en la nevera hasta el momento de servir. Esto hace que la masa tome cuerpo y quedan mejor. Conservarlas en frío para que no pierdan presencia.


No tengo ni idea de cuanto tiempo pueden conservarse, pues en mi casa no duran más de dos días… ;)

6 comentarios:

  1. me encantan los platos donde las has presentado!!!! a las manos dan ganas de incarlas el diente!!!! jiji. una manera muy dulce de acabar una cena con amigos

    ResponderEliminar
  2. Fantásticas trufas, las dos me gustan mucho. Hasta ahora sólo usaba los dátiles para hacer mousse, pero ya tengo otra recetica rica para utilizarlos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Geles. Están muy ricas, ya verás :)

      Eliminar
  3. Hola Fantasìa, me alegro de volver a verte, antes era imposible entrar en tu blog...Esta receta me la anoto, me encanta tu versiòn de trufas y cocadas. Un beso grande hasta tu Asturias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Chusa! No tenía ni idea de que hubiera problemas para acceder al blog, espero que estén resueltos. Este Blogger... Yo también me alegro mucho de volver a verte por aquí, un abrazo grande hasta Venecia también :)

      Eliminar

¿Te animas a dejarme un comentario?