Páginas

¡BIENVENID@!

¡BIENVENID@!

En este blog encontrarás las recetas que he ido descubriendo, adaptando, reinventando o creando… sin trigo, sin levaduras ni lácteos. Lo que en principio parece una limitación, se puede convertir, con un poco de cariño, imaginación y ganas de experimentar cosas nuevas en un reto apasionante que permite descubrir ingredientes y sabores antes desconocidos y ensanchar los horizontes de nuestra cocina de forma saludable y sabrosa... haciéndonos sentir que el mejor restaurante está en nuestra propia casa.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Naranjas al Caramelo con Crocanti (SG, VG)


Hoy un postre de temporada, sencillo y rápido de hacer pero muy sabroso. Con buenos ingredientes, el éxito está garantizado. 

Las claves del sabor: naranja eco y panela. Los que me seguís habitualmente sabéis que éste es el endulzante que utilizo habitualmente (junto con el sirope de ágave, más ocasionalmente). Está considerado uno de los azúcares más saludables (teniendo en cuenta que, aún así, su consumo ha de ser ocasional) y tiene un sabor IN-CRE-Í-BLE. No sólo aporta dulzor -sin ser excesivo- sino que, al mismo tiempo aromatiza ¡y cómo! Y si nuestra dieta es equilibrada, como estaremos aportando dulzor por diversos cauces, no necesitaremos tanto azúcar así que con poca cantidad nos llegará ;)

INGREDIENTES: (Para 2 personas)

- 1-2 naranjas (dependiendo del tamaño), mejor eco
- 1 cucharada de panela
- 2-3 cucharadas de almendra cruda troceada
- un chorrín de Cointreau (licor de naranja) o de ron (opcional, omitir si hay niños o se prefiere sin alcohol)
- el zumo de 1/2 naranja


ELABORACIÓN:

Se pelan las naranjas sobre una tabla, quitándoles la cáscara y la piel blanca por completo. A continuación, se cortan en rodajas más bien finas y se van colocando, superpuestas, en la fuente en que se vayan a servir.

Por otro lado, se empieza a preparar el caramelo. En una sartén antiadherente (de cerámica, p. ej., no de Teflón), se pone la panela y se deja derretir a fuego medio-bajo sin que se queme. Empezará a desprender un olor delicioso... Cuando empieza a dorar, se agregan las almendras y se dejan caramelizar poco a poco. Cuando ya están bien impregnadas de caramelo, se agrega el licor, dejando que se evapore el alcohol un poco. Por último, se añade el zumo y se deja al fuego todo junto unos minutos para que reduzca y se amalgamen los sabores.

Una vez reducido, se vierte sobre las rodajas de naranja y se espolvorea con canela en polvo justo en el momento de servir.



3 comentarios:

  1. Ahora mismo me comía yo una de esas naranjas con crocanti!! Tienen que estar muy buenas!

    ResponderEliminar

¿Te animas a dejarme un comentario?